Social Network

Email: info@perros-gatos.com
Email: info@perros-gatos.com

Enfermedades de los perros: Vacunación para el perro

Desde perros-gatos consideramos que Vacunar a tu perro no solo una tarea importante para su salud, sino para la de todos. Las enfermedades más graves que puede contraer son contagiosas para el ser humano, por lo que el animal debe acudir periódicamente al veterinario y tener la cartilla sanitaria en regla. Aun así, no es imprescindible vacunar a tu perro contra todos los males del mundo, si bien hay una serie de dolencias ante las que es obligatorio actuar. Como se suele recomendar en estos casos, mejor prevenir que curar: te mostramos las vacunas obligatorias para tu perro.

Lo primero que debes tener claro es la importancia de vacunar a tu perro cuando aún es un cachorro: además de prevenir cualquier mal desde joven (hasta los cuatro meses), su periodo de mayor vulnerabilidad, la eficacia de las vacunas será mayor que si actúas cuando sea adulto. Por otro lado, la obligatoriedad del tipo de vacunas depende del lugar donde te encuentres, de la frecuencia y de la importancia de una enfermedad en ese sitio, por lo que es innecesario vacunarle de todo.

Con todo, en España las vacunas obligatorias para perros son las del moquillo, la parvovirosis (comúnmente conocida como parvo) y la hepatitis canina, mientras que la tan temida rabia es obligatoria en cualquier comunidad, a pesar de quedar prácticamente erradicada en 1966 (desde entonces solo ha habido un brote importante, en Málaga en 1975), excepto en Galicia, el País Vasco y Cataluña, donde es voluntaria.

Es recomendable que las vacunas contra el moquillo, la parvo y la hepatitis se pongan antes de alcanzar el medio año de vida. De hecho, lo ideal es inocular todas las dosis, cuatro, antes de las 16 semanas y a partir de la sexta, mientras que los canes que hayan superado dicha edad solo necesitarán una sola dosis (pudiendo revacunarse cuatro semanas más tarde).

Por último, tendrás que volver al veterinario al año para administrarle al perro una “dosis de recuerdo”, como es conocida, y a partir de entonces, cada tres.

Aún así, para cualquier pregunta no dudes en consultarle al veterinario.

DÉJANOS UN COMENTARIO