Social Network

Email: info@perros-gatos.com
Email: info@perros-gatos.com

Razas de perro: El American Pit Bull Terrier

American Pit Bull Terrier

Existen diversas teorías sobre la procedencia del American Pit Bull Terrier, aunque la más fiable apunta a que la raza se originó en Inglaterra. Durante el siglo XVIII, se pusieron muy de moda las sangrientas luchas entre perros de presa y toros. Estos ejemplares se enfrentaban sin miedo a enormes toros en luchas a muerte, para las que eran entrenados fomentando un sentimiento de rabia y odio. Era habitual que a estos perros se les emplease también para la caza mayor e, incluso, como perros para el pastoreo vacuno.

Hay otra teoría sobre el origen del Pit Bull que apunta a un origen aún más lejano. Los perros molosoides que componían los ejércitos asirios, que tenían como principal cometido la lucha en la guerra, podrían ser los auténticos tatarabuelos del Pit Bull. Los fenicios, grandes comerciantes, los introdujeron en el continente europeo y también llegaron finalmente a la Península Británica. Allí se mezclaron con los perros autóctonos dando lugar a molosoides británicos más fieros aún. Posteriormente aparecen los ya desaparecidos Bandog y Alaunt como consecuencia de los cruces y que, se supone, fueron los antepasados del Bulldog y el Mastiff.

En 1835, tras la prohibición de las luchas de perros y toros en Inglaterra, empiezan a realizarse combates sólo entre perros para sustituir las antiguas peleas. Es entonces cuando comienzan a cruzarse terrieres y antiguos bulldogs surgiendo así Bull and Terrier. En 1870 llegaron a EE.UU llevados por los inmigrantes británicos que los empleaban como perros de vigilancia para defender propiedades. Se empezó a buscar mediante cruces un perro más grande, surgiendo los actuales Pit Bull Terrier y American Staffordshire Terrier, dos razas que impresionan por su planta y su fuerza.

Pero finalmente y tras varios estudios realizados, basándose en documentos y archivos antiguos, el Club Español del A.P.B.T, va más allá de las teorías anteriormente propuestas. Ya que ellos afirman que esta raza desciende directamente de un viejo perro de presa español: El Alano Español. Por lo que la consecución de la raza podría deberse a dos caminos bien diferentes:

A.- Cuando los españoles colonizaron América, llegaron con cientos de Alanos Españoles, ya que tenían como misión la ardua tarea de la colonización y por sus condiciones físicas era lo más id. Con el transcurso de los años, se fueron cruzando con otros perros sin raza del país dando origen a lo que hoy conocemos como el American Pit-Bull Terrier.

B.- La segunda fue originada por la cantidad de importaciones que realizó Gran Bretaña de Alanos Españoles. Cuando se establecieron en el país fueron cruzados con perros autóctonos de presa sin raza definida dando origen a los American Bulldog Terrier.

Descripción
Podemos encontrar varias formas físicas de American Pit Bull Terrier; tenemos, por ejemplo, los de la línea “Hammond”, de patas muy largas y no muy anchas, y los de la línea “Red Nose” que suelen ser más anchos de pecho, de gran apariencia física y con enormes cabezas.
Pero lo que en realidad preocupa es la funcionalidad, y esto no se aprecia en la conformación exterior del animal; en el American Pit Bull Terrier se busca el “gameness”: la casta, la sangre, la bravura, el no amedrentarse bajo las situaciones más extremas y complicadas… estas características son en realidad la llave al mundo del American Pit Bull Terrier.
Aspecto

La morfología de la raza sería:

Cabeza: de longitud mediana y forma rectangular. Cráneo plano y ancho, con orejas de implantación alta y mejillas prominentes y sin arrugas.
Hocico: cuadrado, amplio y profundo. Las mandíbulas son prominentes y robustas. El cierre de la boca puede ser en tijera y se admite un ligero prognatismo.
Orejas: cortadas o no (según el gusto del propietario). Son de inserción alta y carentes de pliegues; más bien cortas y de porte erecto.
Ojos: separados entre sí y situados en una posición muy baja. Están admitidos todos los colores. Los párpados aparecerán de color negro.
Nariz: los orificios nasales son anchos y despejados. Admitidos todos los colores.
Cuello: musculoso, ligeramente arqueado, sin pliegues y pronunciado desde los hombros hasta la cabeza.
Hombros: fuertes y musculosos, con escápulas anchas y orientados hacia abajo.
Lomo: corto y fuerte; ligeramente inclinado sobre la grupa. Un poco arqueado en la zona lumbar, que debe estar levemente subida.
Tórax: profundo y no excesivamente ancho, con el costillar bien visible.
Costillas: unidas y bien visibles. Las posteriores son muy anchas.
Cola: en proporción con la talla del perro. Inserción baja que se estrecha hacia la punta. No debe ser arrastrada. No se aceptan las colas amputadas.
Patas: grandes huesos redondeados, con cuartillas rectas y verticales, bastante fuertes. Pies de medianas dimensiones con dedos arqueados.
Muslo: largo, con músculos muy desarrollados. Corvejones bajos y rectos.
Manto: brillante, con el pelo corto y áspero.
Color: están permitidos todos los colores y sus combinaciones.
Peso: son preferibles los siguientes valores:
Hembras: de 13 a 25 Kilos.
Machos: de 16 a 30 Kilos.
Aspecto general: visto de lado debe ser cuadrado: igual longitud desde el hombro hasta la cadera que desde el hombro al suelo.
Movimiento: ligero y elástico.

Carácter
La inteligencia es uno de los rasgos más característicos del carácter del Pit Bull. A pesar de que a estos juguetones cánidos se les ha tachado en los últimos tiempos de ser unos asesinos en potencia, en realidad se trata de perros dotados de un carácter afable y muy sociable. Es cierto también que en ocasiones pueden ser extremadamente tozudos y cabezones. Aunque algo les resulte imposible de conseguir, no cejarán en su empeño de conseguirlo. Da igual lo alta que esté la meta, un Pit Bull nunca cesa en su empeño. Hasta no recibir una orden que le indique lo contrario no desviará su atención. Su aguda inteligencia les facilita la capacidad para aprender cosas nuevas.

La fidelidad hacia su dueño es también otro factor de la personalidad del Pit Bull. Este perro se desvive por sus amos y por lograr complacerlos, es muy importante la aprobación por su parte. Son perros que necesitan hacer gran cantidad de ejercicio para poder desfogar toda su energía y, por ello, requieren de más tiempo que otras mascotas.

DÉJANOS UN COMENTARIO